Niños prematuros

¿Qué es un niño prematuro? Según la fría definición un niño prematuro es, en general, aquel que nace antes de la semana 37 de gestación y/o con un peso inferior a los 2.500 gramos. Los padres de estos niños sabemos, sin embargo, que no son sólo eso, son mucho más. Seguramente sólo los padres podamos contestar a esta pregunta. Nosotros sabemos que los niños que nacen de forma prematura son niños de apariencia frágil, vulnerable, enfermiza, desvalida, pero que, en esencia, son fuertes, resistentes, luchadores, vitales y, en definitiva y por todo ello, admirables.

En este apartado hablamos de riesgos, secuelas, complicaciones, enfermedades, porque todas estas posibilidades pueden darse desde el momento del nacimiento de un bebé prematuro y como padres que velamos por el bienestar de nuestros hijos, debemos conocer todo lo que puede sucederles. ‘Saber’ nos da la opción de reaccionar pronto y bien y evitar o paliar las posibles consecuencias.

La prematuridad es la condición neonatal que conlleva el riesgo más elevado de mortalidad, morbilidad y discapacidad y, aun así, estos niños reúnen en un cuerpo muy, muy pequeño las mayores ganas de vivir y las mejores armas para superar cualquier adversidad. Nosotros, los padres, lo hemos comprobado en cada uno de nuestros hijos.

 

Ver documento (PDF) Datos niños prematuros (fichero)