Niñ@ [email protected] prematuramente

Se dice que un niñ@ nace de forma prematura cuando lo hace antes de haberse completado 37 semanas de gestación, teniendo en cuenta que normalmente, el embarazo dura unas 40 semanas. ​Se consideran bebés “grandes prematuros” cuando el nacimiento se produce por debajo de las 32 semanas o cuando pesan menos de 1,500 kg.  

La prematuridad es la condición neonatal que lleva consigo el riesgo más elevado de complicaciones y morbimortalidad respecto al nacimiento a término. Este riesgo es inversamente proporcional a la edad gestacional y el peso al nacimiento, pudiendo afectar a diferentes perspectivas: neurológica, de desarrollo de enfermedades respiratorias, nutricional, sensorial y social. En cualquier caso, a pesar de esto, lo más importante a tener en cuenta es que cada bebé es único y el hecho de ser de riesgo no implica necesariamente el desarrollo de la complicación. 

A pesar de que los bebés grandes prematuros son los considerados de mayor riesgo, no podemos olvidar que los bebés considerados “prematuros tardíos” (es decir, los que nacen entre las semanas 34 y 37) no están exentos de complicaciones, aunque la probabilidad de que las presenten sea significativamente menor.